Patrizia Cattaneo


Ir al Contenido

Padre Pio el santo de todos

Santos y devociones

PADRE PIO
ES EL SANTO DE TODOS



El covento de San Giovani Rotondo, en el sur de Italia, a los pies del monte Gargano, fue el espacio vital de Padre Pio, el santo fraile capuchino, y más todavía después de su muerte es unos de los lugares más visitados de la cristiandad y en un continuo manantial de gracias de Dios. Esta localidad italiana es la segunda meta de peregrinaciones de toda la Iglesia, tan sólo detrás del Santuario de Lourdes.

San Pío de Pietrelcina fue un testigo cualificado del amor de Diós.
Desde muy pequeño experimentó un amor muy grande por la Santísima Virgen María. Su primer peregrinaje fue a la Virgen de Pompei, la Virgen del Rosario, cerca de Nápoles.

La mayor parte de su vida de 81 años transcurrió en el apartado y recóndito convento de San Giovani Rotondo. El vivió su vida del altar al confesionario, siempre con el rosario en la mano. El Padre Pio no sobresalió por una especial inteligencia, pero su vida fue obra de la gracia de Dios, manifestada a través de signos sobrenaturales como los estigmas en pies, manos y costado que le acompañaron durante 50 años. El Señor le dio la transverberación, los dones de la bilocación, del conocimiento interno de las conciencias, de la profecía y del milagro. Fue el cirineo de todos. él mismo afirmó "Todos y cada uno podéis decir: el Padre Pío es mío". Cuanto más crecía su clientela mundial, como la llamó el Papa Pablo VI, de sus hijos espirituales, más él aumentaba las coronas del Rosario de recitar. Con esta cadena que lo unía al Corazón de Jesús a través del Corazón Inmaculado de María, él obtenía las gracias para sus hijos. Su batalla contra Satanás, el mundo y la carne las libró a través de la recitación del Santo Rosario.

Prueba de su santidad es el fluir de gentes a venerar sus reliquias; las cerca de treinta obras asistenciales y de caridad que lleva a cabo la Fundación "San Padre Pío" y que atiende a los enfermos, a ancianos, y a tantas personas necesitadas. Una de las grandes obras de su vida, fue el Hospital "Casa Alivio del Sufrimiento", construido en San Giovani Rotondo con más de mil camas para enfermos y los grupos de oración, esparcidos por todo el mundo. Su canonización fue el 16 de junio de 2002.

Home Page | Carismáticos y exorcistas | Santos y devociones | Informacion | Links | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal