Patrizia Cattaneo


Ir al Contenido

Patrizia Cattaneo

Carismáticos y exorcistas > P. Michele Bianco

DE SAN CIRIACO AL PADRE MICHELE BIANCO :
¡Cuántas liberaciones!



Stella Maris, marzo 2007 Nr. 434 www.parvis.ch


¿Patrizia, como ha conocido usted al Padre Michele?
Atribuyo esta gracia al Padre Pío. Me da mucha pena no haberle conocido, especialmente en los periodos más críticos de mi vida.
En Julio 2003, en el autobús de San Giovanni Rotondo, yendo a Avellino,
conocí a la señora María Bove, de Avellino. Esta me habló con veneración del Padre Michele, describiéndole como un hombre muy carismático, y me sugirió organizar un encuentro en Pavía.
De vuelta a casa, le escribí y recibí una serie de gracias. Es a partir de ese momento cuando decidí irle a ver.

¿Cómo cambió su vida después del encuentro con el Padre Michele?
Después de haber recibido, a través de él, una serie de gracias importantes, comprendí que tenía que dar a conocer al Padre Michele en el Norte de Italia, para dar a todos la posibilidad de recibir sus carismas tan excepcionales.
Acto seguido escribí una información que también distribuí por email a centenares de personas, sobre todo dando información precisa de cómo organizar el viaje, porque me di cuenta de que lo difícil que es ponerse en ruta una guía bien detallada pues llegar al lugar es muy complicado.

Se podría decir que usted ha introducido una función de ayuda y servicio.
Si, pero me di cuenta muy rápidamente que algunas personas buscaban únicamente los dones de Dios pero no buscaban al Dios que concede los dones. Entonces, integré algunas nociones religiosas en mi información para ayudarles en la fe y apartar las supersticiones y los mitos.
A partir de ahí empecé la redacción de un libro que hablaba de un modo más profundo del Padre Michele, de sus milagros, de las curaciones que Dios concede a través de su intercesión, todo esto para iniciar más profundamente a las personas en la fe en lugar de buscarse a sí mismas.

¿ Y los peregrinos en Torre Le Nocelle?
Pues bien, los viajes empezaron. También se recogían las fotos y los objetos para bendecir de las personas que no podían acudir por si mismas. La acogida implicaba también acoger a cada uno en particular, escucharle, darle esperanzas, hablar de la persona en cuestión al Padre Michele, así como devolver las fotos a su propietario, y rezar mucho más que antes
En realidad desde mi encuentro con el Padre Michele, mi vida no ha cambiado mucho, pero soy mucho más feliz y doy gracias a Dios por ello.

¿ Hasta ahora, a cuantas personas ha convencido usted de ir hasta Avellino?
Desde que empecé a frecuentar las misas de curación del padre Michele, mucha gente sintió el deseo de seguirme a Torre Le Nocelle, por varias razones, a través de las cuales veo la acción del Espíritu Santo. Algunas de ellas han concretizado esta llamada, sin cambiar de programa.

¿ Todas estas personas se dejan influenciar por el Espíritu Santo?
Ciertamente, muchas de estas personas están directamente influidas por Medjugorje.

¿ Explíquese, por favor?
La experiencia de Medjugorje nos ha transformado radicalemente, nos ha acercado muchísimo a María. La hemos resentido como una Madre viva, amada y presente. La experiencia con el padre Michele nos ha transformado de otro modo, es decir que ha impreso en nosotros una experiencia muy fuerte de Jesús vivo, presente y devorado de un ardiente Amor por nosotros.
Los milagros, las curaciones y las conversiones que ocurren a través de la intercesión del Padre Michele en Torre Le Nocelle y a través de la Virgen María, en Medjugorje, son un signo muy fuerte de este ardiente Amor complementario de Jesús y de María por nosotros, amor, que a menudo, no es correspondido, como lo decía llorando San Francisco. He ahí por qué insisto en decir que las dos experiencias son complementarias, como los Corazones de Jesús y de María.

¿ Cómo podemos estar seguros que el Padre Michele no es un fraude ?
Primero, el hecho de su total obediencia a su obispo y a la jerarquía. Donde no hay obediencia no hay seriedad. El Padre Michele está autorizado por el obispo de Benevento a ejercer el ministerio de curación y de liberación y ahora de exorcismo.
Este mismo obispo ha encargado a una periodista recoger la documentación correspondiente a los hechos milagrosos de las curaciones, bajo el aspecto científico de la medicina, para que la pusiera a disposición de todos los que quisieran consultarla. Ningún charlatán aceptaría una verificación tan meticulosa de todas sus actividades. Pero el que actúa a la luz del día no tiene nada que temer.
En segundo lugar, tenemos los frutos. Al Padre Michele se le puede creer porque los frutos son buenos. En Torre Le Nocelle, las curaciones físicas y espirituales que ocurren allí son
auténtica y espectaculares. Nunca he visto ni el fanatismo ni el sectarismo que acompañan, a veces, a ciertos carismáticos.
En realidad es la santidad de su vida. El Padre Michele realiza muy seriamente su ministerio sacerdotal, sacrificando horas de sueño para dedicarse a la oración.
A pesar de sus carismas y de la inteligencia excepcional con que el Señor le ha dotado, siempre se mantiene dentro de la humildad.
La santidad no depende le los carismas, como a veces piensa la gente – Los carismas son dones gratuitos para el servicio y el bien de toda la comunidad - , sino de la caridad, del ejercicio heroico de las virtudes, es decir del ejercicio, a menudo extenuante hasta el martirio, del amor fraternal del que, el Padre Michele, es un ejemplo.

¿En su opinión, por qué se ha escogido al padre Michele para Torre Le Nocelle?
Los planes de Dios son misteriosos. Nosotros necesitábamos testigos serios a través de los cuales poder ver la Faz del Señor. Nuestro Señor no nos quiere dejar sin auxilio.

¿ Podría usted contarnos algún episodio o algún milagro?
Personalmente, he recibido diversas gracias. Mi madre tuvo un hongo en las manos. Los médicos declararon que tardaría unos dos años en curar. Escribí al Padre Michele y la enfermedad desapareció de golpe. Mi abuela sufría a menudo de fuertes crisis nerviosas. El Padre Michele bendijo la foto y las crisis cesaron bruscamente. El sobrino de uno de mis colegas, tenía 6 años, y nunca pudo hablar. Los padres enviaron una foto del niño al Padre Michele y poco después, empezó a pronunciar las primeras palabras. Una de mis amigas, en fase terminal tenía un tumor en la garganta y en los intestinos; no comía; no pesaba nada más que 50 kilos. Alguien llevó su foto a la misa de curación y al día siguiente la enferma empezó a beber, a comer y a dormir. Ahora ya se encuentra mucho mejor y está casi completamente curada. Dos de mis amigos que no se confesaban desde hacía varios años, y que pensaban que la confesión era algo inútil dijeron, por su propia iniciativa, que de un modo inexplicable se fueron a confesar. Esto ocurrió después que yo hubiera escrito al Padre Michele pidiéndole de interceder por ellos en sus oraciones. Una señora acosada por una fuerte depresión se mejoró sensiblemente después de haber escrito al Padre Michele. El hijo de unos de mis amigos, de tan solo cuatro meses de edad, había nacido con una insuficiencia cardiaca, y la enfermedad iba de mal en peor. Antes de someterle a una operación quirúrgica, le llevaron ante el Padre Michele. Los últimos exámenes revelaron un resultado normal. Inexplicable para los médicos. Y les podría seguir contando anécdotas semejantes.

¿Pero en Torre Le Nocelle, se cura toda la gente?
He constatado que la oración del Padre Michele cura un porcentaje impresionante de enfermos. Si dejamos de lado las curaciones y el buen desenlace de situaciones inesperadas, muchos obtienen una gracia mucho más importante: la gracia de la conversión. Los que acuden a Torre Le Nocelle con una idea abstracta de Dios, acaban comprobando la realidad de la experiencia del ardiente Amor de este Dios, que además de ser nuestro mejor amigo, camina siempre a nuestro lado con un Amor infinito.

¿Todo esto es la Gracia del Espíritu Santo?
Si. El Catecismo de la Iglesia Católica afirma que el Espíritu Santo concede el carisma de curación, para manifestar la fuerza de Jesús Resucitado. Sin embargo, no siempre las oraciones, ni aún las más fervientes, pueden obtener la curación de todas las enfermedades, ni las del Padre Michele, ni las de San Pablo, el cual, después de haber rezado varias veces al Señor de retirarle la cruz, oyó al Señor que le respondía: “Mi gracia te basta, que Mi fuerza se realiza en la flaqueza”

¿Qué piensa usted de los milagros?
El milagro es un signo de resurrección, un momento de luz en la noche de la historia personal y colectiva que va contra las leyes naturales y que tiene por finalidad recordarnos que la muerte, jamás tiene la última palabra, a pesar de la gravedad de la enfermedad.
Jesús resucitado anda siempre a nuestro lado, aunque seamos incapaces de verle, tal y como les ocurrió a los discípulos de Emaus. En Torre Le Nocelle, Jesús toma el lugar del Padre Michele, para consolar nuestras aflicciones de caminantes cansados, enfermos, desilusionados.
El que no obtiene la gracia de la curación obtiene a menudo la gracia de la serena aceptación, de su sufrimiento. Misterio incomprensible.

¿Y ahora, que piensa usted que ocurrirá en un futuro?
Pienso que por causa de estas circunstancias al Padre Michele se le irá conociendo cada vez más y que él mismo, se sentirá aún más comprometido dadas las innumerables peticiones con las que cada día es solicitado.

¿Las personas que quieren verle tienen que ir obligatoriamente a Avelino?
Actualmente sí. Pero si alguien necesita una ayuda urgente le sugiero que escriba al Padre Michele adjuntando una foto. No es indispensable acudir al lugar aunque sería mejor esto último.
Hay que recordar que el criado del centurión, del Evangelio, fue curado a distancia por Jesús. Un hecho semejante ocurrió a través de Carol Wojtyla, cuando siendo aun obispo de Cracovia, en 1962. le dieron la noticia de que la señora Wanda Poltawska se estaba muriendo de un tumor maligno. Wojtyla escribió al Padre Pio explicándole el caso y la señora se curó súbitamente antes de que la operaran. Bastó una carta. Lo mismo ocurre con el Padre Michele.

¿Pero como hace el Padre Michele para acordarse de todas las personas que le escriben?
Algunos piensan que el Padre Michele no mira todas las fotos. Es verdad que a veces le llegan centenares de ellas, pero él concede la misma atención a todas por igual. Lo puedo afirmar porque lo he experimentado yo misma.
Unos meses antes de conocer personalmente el Padre Michele, empecé enviándole fotos de personas que tenían verdadera necesidad de ayuda. Cuando le conocí personalmente por primera vez, vi en la cesta donde estaban las fotos, en la sacristía, una foto que yo le había mandado, hacía ya cuatro meses. Esa foto estaba precisamente bien a la vista, encima de todas las demás.

¿Cómo fue posible una circunstancia así, si cada día se añaden otras fotos que le acaban de llegar?

El Padre Michele se acordaba incluso de la época en que la carta le había llegado, y cuantas fotos contenía la carta. El mismo la había puesto en evidencia. Para resumir, si creemos que la actuación de Dios es todo poderosa, no nos será difícil de creer que a través del Padre Michele, lo imposible puede realizarse.


Giuseppe Canali, “La Voce di Parma”, mayo 2004



PATRIZIA CATTANEO

Amenudo, un simple testimonio puede cambiar una vida, sobre todo si se transmite con convicción y fervor.
Patrizia Cattaneo es una de esas personas que han tenido la ocasión de encontrar y de conocer al Padre Michele Bianco y de comprobar sus dones. Este joven sacerdote, carismático, es también exorcista de la diócesis de Benevento, que cubre Torre Le Nocelle (Avellino - Italia), el antiguo santuario de San Ciriaco, diacono exorcista, taumaturgo y mártir (+305). Patrizia Cattaneo a participado a varias misas de curación del Padre Michele los sábados. Muy impresionada por todas las gracias de curaciones recibidas, ha querido dar a conocer este lugar fuente de tantas bendiciones.
Las Ediciones del Parvis acaban de publicar dos de sus opúsculos : uno sobre el santuario de San Ciriaco ( www.parvis.ch), con una breve historia del mismo santuario, una presentación del sacerdote, las oraciones y la novena de liberación y de curación así como las informaciones practicas para llegar al lugar. El otro opúsculo presenta diversos carismas (1 Co 12) precedidos de un comentario del Padre Michele sobre la venida del Espiritusanto en Pentecostés.
Giuseppe Canali, periodista del periódico
La voce di Parma, a recogido en mayo 2004 el testimonio de Patrizia Cattaneo que transcribimos a continuación.



Tel. +39 03 83 89 96 57
patricat@tin.it

Patrizia habla italiano, françés y ingles
entiende y habla espanol un muy pequeno









SANTARIO DE SAN CIRIACO



Home Page | Carismáticos y exorcistas | Santos y devociones | Informacion | Links | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal